El 10 de febrero de 1912 se sancionó la ley nacional de Elecciones N° 8.871, conocida como “Ley Sáenz Peña”.

Esta ley desechó el voto calificado y estableció el sufragio universal, secreto y obligatorio y el sistema de lista incompleta, con lo que se dio representación legislativa a la minoría. Si bien la ley no era tan universal, porque seguía siendo exclusiva para nativos argentinos y naturales masculinos y mayores de 18 años, su mérito fue poner fin al fraude electoral.

Comments are closed