El 26 de octubre se recuerda el Decreto de la Libertad de Imprenta en la Argentina, llevado a cabo en 1811 por el Primer Triunvirato.
Como dicta el primer artículo de este decreto, “Todo hombre puede publicar sus ideas libremente y sin censura previa. Las disposiciones contrarias a esta libertad quedan sin efecto.”
Promulguemos siempre la libertad de expresión y pensamiento, es nuestro deber como ciudadanos de un país que vive en democracia.
#

Comments are closed